Archive for the Uncategorized Category

BIODIVERSIDAD Y MAGIA DEL TANGO

Posted in Uncategorized on octubre 20, 2012 by puertotango

BIODIVERSIDAD Y MAGIA DEL TANGO
Biodiversidad o diversidad biológica es-según don Wiki- la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que la conformande evolución según procesos naturales y también de la influ

encia creciente de las actividades del ser humano.En el tango también se produce dicho fenómeno, y hay que agregar que esta diversidad es también cronológica ya que debe ser la única danza donde jóvenes de ambos sexos, no tienen en general, inconveniente de bailar con personas mayores y muy mayores y resulta hasta posible que los elijan por una cuestión de experiencia en la pista. No hemos visto que esto ocurra en la disco aunque es seguro que las mismas chicas y chicos que se mezclan con sus mayores en una milonga, son los que luego salen a las 4 de la mañana para el boliche.
 resulta extraño, para quien no entienda el tango y difícil de explicar el porque las mismas personas tienen diferentes conductas según el ambiente y la clave está allí, el microambiente – ya que hablamos de biodiversidad – . en el tango, para que esta simbiosis se produzca, opera fundamentalmente la magia

CLASES DE TANGO EN BARRIO NUEVO HORIZONTE

Posted in Uncategorized on octubre 2, 2012 by puertotango

Han tenido una importante repercusión  las clases de tango en el barrio Nuevo Horizonte.

Las mismas se imparten los días lunes y jueves desde las 21,00 y son totalmente gratuitas.

El estilo es tradicional milonguero y los nuevos alumnos han mostrado un marcado entusiasmo en la práctica. 

Posted in Uncategorized on septiembre 26, 2012 by puertotango

Confieso que las muchas modificaciones que el tango danza ha sufrido, en los últimos tiempos, me ha hecho reflexionar sobre la conveniencia de continuar dando coces sobre el aguijón, en esta lucha desigual por conservar, no digo un estilo antediluviano de la cultura tanguística, sino al menos parte de la esencia necesaria como para avanzar, en este nuevo milenio, con la pisada firme y convencida de que transitaremos por el camino correcto.

Me anima una realidad; hace casi 100 años un conocido músico de entonces, que firmaba sus columnas como “Viejo Tanguero”, se quejaba amargamente desde el diario “Crítica” de Natalio Botana, sobre los abruptos cambios que la danza estaba sufriendo desde su regreso “triunfal” de europa, aseverando casi a los gritos, que la misma se estaba “desamilongando”.

El columnista se refería de esa forma a famosos bailarines del momento, tales como Ducase, Herrera y hasta el mismo “Cachafáz”.

En otras palabras el hombre afirmaba que el tango estaba perdiendo el barro original y afrancesádose demasiado.

Por esos años, 1913, ya se criticaba que la inclusión del bandoneón – luego símbolo del tango- lo había  sacado de ritmo.

Bajo estos conceptos, la queja de los actuales milongueros, entre los que me incluyo, queda del todo deslucida ya que, por lo dicho, sospechamos que lo que se bailaba incluso en la llamada época de oro del tango, (40 a 50) ya debía tener poco de original.

No obstante ello, buceando en la historia, el rezongo del Viejo Tanguero parece un tanto exagerado ya que, los pocos testimonios fílmicos que llegan hasta nuestros días, muestran la marca en el orillo de nuestra danza ciudadana.

A mí me tranquiliza ver al “Cachafáz” y Carmencita Caderón – a la que conocimos con casi 100 años en el “Palais de Glace” allá por el 99 – y el mismo Gardel, con un estilo menos de exhibición, caminen el tango como lo caminan.

Ambos, Benito Bianquet y Charles Romuald Gardés, nacieron y crecieron paralelamente al tango, (Bianquet en 1885 y Gardel en el 90) de modos que ellos de niños debieron haber visto a sus familiares, vecinos y amigos, bailar la danza que, en aquel momento, era actual.

Carlos Gardel, por lo que sabemos de su vida, era un hombre arraigado a las traiciones,  de modos que cuando baila en “Tango Bar”, tiene que haberlo hecho ajustado a lo que era la esencia de la danza tango.

Suponemos que “Benito” Bianquet , a pesar de la crítica del Viejo Tanguero de que habían “afrancesado el tango”, debió también conservar en su estilo aquella sustancia primaria de la danza ciudadana.

Hoy el tango, con las nuevas tendencias y fusiones con otras danzas, se ha tecnificado lo suficiente como para que cualquier bailarín con un par de años de entrenamiento, realice proezas mayores que el mismo Cachafáz. Si las  hace guardando la esencia que supo curtir aquel milonguero picado de viruela, es otra cosa.

El fútbol  mismo, con las nuevas tendencias, entrenamientos diferentes y vitaminas, puede ser más efectivo que el de los 50, habrá que ver si tan genuino.

Todo esto para decir que intentamos, sin trogloditarizarnos, mantener el mínimo esquema del tango de antaño, sin negar los nuevos sistemas de aprendizaje, pero tratando de conservar la cordura en la danza.

Esa es la propuesta de las clases de tango que impartimos en el salón de fiestas del barrio “Nuevo Horizonte”, lunes y jueves desde elas 21,00.

PUERTO TANGO EN LA ESCUELA Nº 10. SHOW

Posted in Uncategorized on junio 12, 2011 by puertotango

ublicado en Uncategorized el marzo 8, 2011 por puertotango

Sobre finales del año que feneció el Sindicato de Trabajadores Municipales auspició una movida artística en la Escuela Nº 10 en la que participaron diferentes cultores del arte local.

El Secretario General del mencionado sindicato nos invitó a participar y tuvimos en honor de pisar las tablas de la institución para mostrar algo de lo que es la cultura tanguera

Editar | 1 comentario

SOBRE LAS MENTIRAS DE LOS ESTILOS DE TANGO: EL CANYENGUE “MODERNO”

Posted in Uncategorized on enero 23, 2011 by puertotango

El Profesor Boguslaw Dygasiewicz, desde Quebet, Canadá efectúa un análisis sobre el nacimiento del denominado Canyengue en el rio de la Plata.

El informe es publicado por el portal “Informe Uruguay” y accedimos a el por una pregunta que nos formuló un lector al respecto.

Como creemos que el artículo, bien redactado y con mejores intenciones, mira las cosas desde un solo ángulo y podría – según pudimos consultar a conocidos maestros de tango – contener algunos errores, le enviamos al autor y al portal, resultados de una investigación que realizamos en los ultimos años que está avalada por declaraciones textuales de personalidades de relevancia.

El problema, por si hiciera falta aclararlo, es que por haber nacido el tango en un momento de la historia donde carecíamos de los medios orales, gráficos y digitales que hoy contamos y como la danza se convirtió en un negocio a partir de “Tango Argentino” en los 80, se han prestado a confusiones algunas de las cuales han afectado la estilística de esta en forma tan traumática que será difícil revertir.

La prueba está dada porque, en la mayoría de los videos de cursos de tango de academia emitidos y comercializados por la señal “Solo Tango” , se utilizan movimientos impracticables en la pista de baile. De hecho los autores de los mismos nunca bailaron de esa forma en una milonga.

Entonces, a  confesión de parte, relevo de pruebas…

Debajo de esta está la carta con algunos datos que le aportamos al autor que, sin duda, ha sido sorprendido en su buena fe y certifica lo que le contaron de un solo lado.

Dada la extensión de la misma y por si usted no tuviera tiempo de leer completa la carta, le aporto un par de datos sobre lo que dicen autoridades del tango del estilo Canyengue que enseñó Luis Grondona:

Oscar Héctor (Malagrino), Un bailarín que tiene la milonga en Mataderos siempre aseveró que el canyengue moderno “lo inventó Grondona”.

“La segunda etapa del canyengue – asevera Benzecry Sabá –  diría que comienza alrededor del 80 con Luis Grondona y Rodolfo Cieri.  Eduardo Arquimbau afirma que Grondona le copia lo de la mano en la cintura. No sabría decir si fue así­ – aclara – lo cierto es que estos bailarines simultáneamente mostraron una manera similar de entender el ritmo. Fue un invento de ellos”

Por último fíjese usted, amigo lector, que mingún bailarín de prestigio internacional interpreta el canyengue u “orillero” como lo muestra el curso de canyengue del bailarín mencionado.

En la carta remitida notará también usted que intento no confrontar y plantearle el tema como una teoría discutible, aunque está en mi el convencimiento de que hay que terminar con este fraude de los que comercian con la historia de nuestra danza.

PASE Y LEA


Profesor Boguslaw Dygasiewiczme permito escribirle,  en principio para felicitarlo por la nota de investigación publicada  http://www.uruguayinforme.com sobre el trema del canyengue en Buenos Aires.

La misma tiene un buen material que,  incluso me sirve para sumar a un trabajo sobre el tema que estoy preparando y con animo de aportar le envío algunos datos que le pueden ser útiles.

En principio, como usted sabrá, no se tienen demasiados datos históricos precisos sobre la génesis de nuestra danza ciudadana. Existen sí piezas sueltas a través de su historia, que corre paralela a la guerra de la independencia – de hecho los compadritos no fueron otra cosa que los hijos de estos guerreros  y , según Sarmiento, imitadores de los “majos” gaditanos – y con un empecinamiento de  antropólogos de este arte vernáculo, los historiadores re construyeron  el esqueleto de la danza cual científico que,  a  partir de un pre molar izquierdo fosilizado da forma a un Tiranosaurio Rex.

Sobre el estilo primitivo de bailar el tango, como ud bien lo dice, tiene que haber sido un enredo de parejas bastante picarezco, dado el origen suburbano y canalla de la danza: si nos atenemos a los pocos registros gráficos deberíamos remontarnos a 1092 cuando en la revista “Caras y Caretas” en un reportaje a una anciana de raza negra, hija de esclavos esta asevera que “los compadritos se mezclaban en los candombes y para burlarse de los negros los imitaban en su forma de caminar.” La anciana termina su frase con una revelación del todo interesante para el registro histórico: “así inventaron la milonga”. Gobello, que usted cita en su ensayo, dice que esa “milonga” a la que se refiera la anciana no puede ser otra cosa que el tango. La referencia fundamental que aporta la entrevistada es que esto ocurrió “antes de la peste grande” o sea la epidemia de 1870, lo cual se empareja con otros datos que aseveran que el tango como se lo conoció en los primeros años del siglo XX tuvo que nacer entre 1870 y 1880, de hecho Jorge Luis Borges dice que esta danza nació allá por los Corrales Viejos que fueron instaurados en Parque de los Patricios en 1880.

Mi teoría es que en  los Corrales Viejos lo que nació fue la primer milonga, es decir, el primer salón de baile ya que para poder desarrollar una coreografía, aunque improvisada, se necesita tener material previo y el material previo no fue otra cosa que el tango pre-histórico, o pre tango que tuvo su génesis en los candombes y conventillos.

Otro documento incunable lo constituye una serie de notas en el diario Crítica de Natalio Botana, allá por 1913 donde un columnista que firmaba como “Viejo Tanguero” que parece haber sido el clarinetista Juan Carlos Bazán,  se quejaba amargamente sobre los cambios que el tango danza había sufrido desde sus comienzos canalas y orilleros. El hombre efectuaba una crónica de un certamen de baile realizado en el Palace Tehatre,  donde participaron los mejores bailarines del momento, muchos de ellos recién arribados de Europa donde habían ido a impartir clases de tango.

Podemos nombrar a Herrera, Ducase   y un viejo conocido de todos nosotros del que quedaron registrados algunos de los pocos documentos fílmicos de la década del 30, Benito Bianquet, “El Cachafaz”.

El Viejo Tanguero renegaba de que lo que se bailó esa noche era un tango “desamilongado” con influencias parisinas y que había perdido la impronta arrabalera de sus orígenes, incluso el hombre llegó a expresar casi indignado “pero esto no es un trango, es una habanera”.

No obstante ello los registros filmográficos en que aparece Benito Bianquet, de 1932, el estilo es mucho más “canalla” que el de la actualidad.

De Bianquet y José Méndez, un bailarín que aparece en la película “Derecho Viejo” en la década del 40,  se dice que eran los mejores exponentes del Canyengue.

Este estilo, como usted bien dice, nace en los primeros años del siglo pasado, tal vez no tan temprano, como muchos creen, y puede tener una ligera diferencia con el denominado “orillero”, aunque la mayoría de los historiadores del La Academia del Tango este es un sinónimo de canyengue.

De hecho el ritmo canyengue fue ceado por Leopoldo Thopson tal la referencia de su artículo, pero no antes de 1917, año en que este eximio contrabajista comenzó su carrera (tenía 18 años) en las orquestas de Firpo y Canaro.

La discusión, si cupiera el término, es cual es el estilo canyengue de danza, si el que implementó Luis Grondona en los 80, o el que bailaba El Cachafaz y José Mendez, ya que no he podido encontrar registro filmico alguno que se parezca al que hoy se practica.

Francisco Santapá, un milonguero de la década del 40 que vive en el Bajo Flores, nos dijo hace un tiempo que el vio bailar Canyenge a sus padres y no se parecía a lo que hoy se baila.

Un historiador y bailarín de prestigio, como Gustavo Benzecry Sabá llegó hasta las instancias de constatar que estilo lo iniciaron Luis Grondona y un tal Cieri casi en el mismo tiempo. Gustavo cree  que “el Canyengue, podemos decir que tuvo dos etapas. La primera comienza –según Franscisco Canaro- cuando el negro Thompson ingresa a su orquesta e inventa este ritmo con el sonar del contrabajo”, esto es lo que a rítmica respecta, en referencia a la danza y su forma de interpretarlo cita a Petróleo quién aseveró que José Méndez fue el mejor bailarí­n de canyengue. La mayoría de los historiadores, incluso de la Academia del Tango (ver Canyengue) consideran al canyengue un sinónimo de tango orillero ( que se bailaba en las orillas) Gustavo Benzecry, autor de La Pista del Abrazo y otras obras,  nos dice que “podríamos suponer que desde el 20 al 40 se baila dicho ritmo y que este requerí­a mucha velocidad”.

“La segunda etapa – continúa Benzecry Sabá –  diría que comienza alrededor del 80 con Luis Grondona y Rodolfo Cieri.  Eduardo Arquimbau afirma que Grondona le copia lo de la mano en la cintura. No sabría decir si fue así­ – aclara – lo cierto es que estos
bailarines simultáneamente mostraron una manera similar de entender el ritmo. Fue un invento de ellos, aparentemente extraño porque no creo que se conocieran en un primer momento. Luego, sí­, compartieron escenarios.
Este nuevo canyengue es el que baila hoy la gente, muy lento poniendo la mano en la cintura, con las rodillas flexionadas”, señala.

Algunos creen que esto obedecía a que Grondona bailaba con Marta Antón y Mirta Sol y ambas eran muy bajas. De allí la postura ya necesitaban compensar la diferencia de estaturas exagerando el apile.
Benzecry SAbá no obstante sostiene que “Entre Cieri y Grondona hay muchas diferencias; pero según mi investigación, Grondona fue el inventor de lo que se baila hoy”.
Estas teorías están fundamentadas en el hecho que Oscar Héctor (Malagrino), un bailarín que tiene la milonga en Mataderos siempre aseveró que el canyengue moderno “lo inventó Grondona”,

El estilo, como usted bien lo dice, no es muy elegante pero, digo yo, tiene lo suyo, no obstante no he hallado registro actual de bailarines de prestigio que lo muestren en sus exhibiciones. De hecho Miguel Angel Zotto en su obra Tango por dos baila un estilo antiguo imitando al Cachafaz, lo poco que se puede ver de “Petroleo” es un estilo con el brazo bien levantado y no tan flexionadas las rodillas como el actual canyengue.

El la película “Tango” de Carlos Saura, que tuvo una minuciosa investigación histórica sobre los inmigrantes y el nacimiento del tango, interpretan en un cuadro de sombras el conocido tema “Zorro Gris” casi un símbolo del Canyengue, pero  si bien se ve un estilo acompasado como el actual, verá usted que el brazo de la pareja nunca baja a la altura de la cintura y que la mujer nunca va “colgada” del cuello de su compañero.

La otra pregunta que siempre me he formulado es porque, si en las milongas de Buenos Aires se mezclan estilos antiguos con modernos, a nadie, por lo menos hasta hace unos años, se le ocurrió nunca interpretar un Canyengue estilo Grondona-Cieri.

La media respuesta a esta incógnita podría ser que, junto con Gustavo Naveira y el advenimiento del denominado “tango nuevo” a Luis Grondona se le haya ocurrido aportar con un nuevo canyengue.

No obstante ello, dados los pocos registros existentes, ni ud ni yo podremos agregar o sustraer mucho mas y  son estas ideas inconclusas, botellas al mar arrojadas para que alguien las recoja y siga hurgando en los intersticios del tiempo hasta encontrar una verdad, que seguro, no será la definitiva.

 

 

(En lla respuesta que nos envía el autor de “La pista del abrazo” el cree que  “ Es probable que El Cachafaz en la película Tango! y Méndez en”Derecho Viejo” ( verhttp://www.youtube.com/watch?v=yTmyIvYvzrQ) estén
bailando Canyengue.” Y nos invita a observar en el film Tango! Agregando que “El hecho que el resto de la gente que baila alrededor del Cachafaz baila salón (abrazo y caminar). (Verhttp://www.youtube.com/watch?v=nMwNdNFm-sw )

Varias notas de este tenor investigativo puede usted encontrarlas en mi blog; www.puertotango.wordpress.com.ar

 

Un abrazo tanguero

Jorge Cagliani

 

MILONGA CIUDADANA: HIJA DEL TANGO

Posted in Uncategorized on agosto 22, 2010 by puertotango
MILONGA CIUDADANA: HIJA DEL TANGO
Escrito por J Cagliani
Sábado, 07 de Agosto de 2010 14:35
Desde la posible época de su nacimiento, hasta su  etimología  el Tango  siempre ha estado envuelto  en controversias. Se dice que sus bases musicales fueron el candombe, la habanera y la milonga, por eso algunos atrevidos se animan a afirmar que es “hijo de la milonga” y en un documento histórico de 1902 de la revista Caras y Caretas, una negra hija de esclavos,  asevera que los compadritos se metían en los candombes e imitando los movimientos de los negros “inventaron la milonga”. 

Ahora bien: a qué milonga se refiere aquella mujer.? Gobello dice por algún lugar que esa milonga no debía ser otra cosa que el tango. Gobello es un hombre documentado y sabe que la milonga como se la conoce en la actualidad fue creada por Sebastían Piana en 1931 y no llegó a los bailes sino después del 35 en el la pre época de oro del tango.

El mismo Piana relata en un reportaje, meses antes de su muerte (17-07-94) , como llegó a su cabeza la idea de la creación de esta musica, cuando un día Rosita Quiroga le pidió  a Homero Manzi que” le compusiera una milonga”.

Con ese encargo Manzi se fue a ver a Piana y el compositor le dijo que “las milongas eran todas iguales, por eso se pueden improvisar” pensando en hacer algo nuevo.  De ahí en más Piana se tomó un par de días esperando inspiración. El  quería hacer  una milonga distinta,   de ese modo mantuvo el ritmo sencillo pero le dio forma musical definida, como si fuesen tango-canción. “Cuando Manzi me llamó, precisamente a los dos días, yo ya tenia realizada “Milonga Sentimental”, cuya música me llevo media hora” dice Piana en el reportaje 16 de junio de 1994, en “Desmemoria”, publicación que, a través de uno de sus directores, Miguel Unamuno, había solicitado al historiador y periodista Rodolfo Barrese.

Finalmente Rosita Quiroga no estrenó la pieza musical, Piana reconoce que  al principio no tuvo mucha repercusión, porque estuvieron inéditas. “Recuerdo que en un piano de la radio de Casa América, y para mí, empecé a tocar “Milonga sentimental“. Por el lugar pasó un locutor y me interrogó: «¿Qué toca, maestro?. Es una milonga, contesté. ¡Que linda! ¿Por qué no se la da a Mercedes Simone?», finalmente fue esta la que la estrenó

Pero Piana admite que   “La milonga no tenía gran difusión hasta que contrataron a mi cuñado, Pedro Maffia, para hacer un gran espectáculo en el viejo y hoy desaparecido Teatro San Martín de la calle Esmeralda. “La Voz del Aire”, una radio de entonces, organizaba un gran espectáculo, en directo para los presentes y para su audiencia.
Estaban las orquestas de Maffia, de Edgardo Donato. También se presentaba el actor Roberto Airaldi, entre otros intérpretes. Pedro había formado una orquesta especial para ese espectáculo  y la cantante Rosita Montemar. Reestrena “Milonga sentimental” y, a partir de allí, el género empieza a llamar la atención del público.

Hasta ese momento todo era tango, canciones criollas.
El maestro recuerda que Manzi apareció un día y le dijo «Che, qué pasó -porque también es argentina, así que vamos a seguir con ese género.» Yo ya tenía lista la música de “Milonga del 900“. Manzi le puso la letra. La estrenó nada menos que Azucena Maizani..

Tiempo después la milonga llegó a los bailes.

Ahora bien, hasta donde sabemos nadie le discute a Piana la creación de la milonga ciudadana (o porteña)  y como los músicos bien saben, esta tiene el compás de 2 por 4, como el original tango, de hecho en originario “El compadrito” de Villoldo del 900 puede llegar a confundirse con la milonga actual  ( aunque la métrica es ligeramente diferente) y hasta podríamos colegir que Piana buscó la esencia del tango antiguo como inspiración.

Otra verdad que surge a partir de esto es que los viejos bailarines como el Vasco Aín y otros, – tal vez en Cachafáz la llegó a aceptar y bailar en su última época – no curtieron la onda de la milonga.

Pero resulta evidente que al contrario del tango la milonga tiene fecha de nacimiento concreta: 1931. Aún así hay un misterio que persiste: Cuál fue la original milonga que “inventaron” los compadritos que Gobello dice que fue el primigenio tango”  que tango “desamilongaron” según la queja del cronista de Crítica “Viejo Tanguero”  en 1913, los concursantes,  entre los que estaba Benito Bianquet,  en el Palace Teatre?

Si el cronista aseveró que lo que bailaban era una habanera, no un tango, el compás de ese momento tuvo que ser más lento que el original. Vicente Rossi y los Bates describen su nacimiento, analizando las semejanzas con otras músicas. El tango no es una música enteramente original. Para ellos, nuestro tango tiene: De la Habanera: la línea melódica instrumental y la fuerza. Del Candombe: el ritmo.De la Milonga: La coreografía, aunque hasta donde sabemos la milonga campera no tiene coreografía.

No obstante –volviendo al tango –  resulta evidente que la danza ciudadana sufrió algunos cambios – no pocas veces resistidos- a lo largo de su historia, de hecho en los 80 se generan dos corrientes concretas como el “tango nuevo” y  el canyengue “nuevo” con una forma de entender y bailarlo que los viejos milongueros desconocen que haya existido.  Al respecto el bailarín e historiador Gustavo  Benzecry SAbá sostiene que  Grondona fue el inventor de lo que se baila hoy”.

Pero en medio de la evolución, como la historia misma, las cosas se repiten, hoy vemos a muchos bailarines profesionales que han vuelto a la fuente y mantienen contacto permanente con el piso,  desestimando las patadas voladoras que allá por el 45 “acuñó” un equilibrista de circo,  avenido al tango que llamaron con justicia “el Loco” Márquez,  consecuentemente  invitado a irse  en los bailes de entonces.

ESLABONES PERDIDOS EN EL MUNDO TANGO

Posted in Uncategorized on febrero 24, 2010 by puertotango

DISTINTOS ORIGENES DEL TANGO Y LA MILONGA Y EL ESLABÓN PERDIDO. IMPORTANTE APORTE DEL HISTORIADOR Y MAESTRO DE TANGO GUSTAVO BENZECRY SABÁ

Por Jorge Cagliani

Fue un domingo, el 2 de diciembre de 1866, según lo afirma Juan Carlos Legido en “La orilla oriental del tango”, que aquellos personajes míticos  ( el tano, el gallego y el negro como llaman a los Uruguayos de los orígenes), llegado a una pulpería, situada cerca de un rancho en el barrio Goes, donde se bailaba los valses, mazurcas, polcas, “inventaron” el tango.

En realidad, según el autor, no fue sino el tano y la Chola quienes improvisando en una habanera crearon una coreografía diferente que el gallego llamó tango.  

Este hecho,  poco creíble desde lo estrictamente histórico,  surge a través de la cuasi mitología tanguera y  consiste el único documento que establece una fecha del nacimiento de la danza rioplatense ,  desatando toda una polémica entre las dos orillas.

No obstante ello existen antecedentes concretos que establecen que ya antes de 1866 en Buenos Aires se interpretaban tangos.

La referencia citada en anteriores notas del artista español Ramos interpretando a un compadrito es una prueba más que documentada de ello y, concatenando hechos sueltos a partir de otros testimonios se puede colegir que ya en esa época se bailaba lo que puede denominarse el pre tango.

El historiador y maestro de tango Gustavo Benzecry SAbá, autor del libro “La Pista del Abrazo” del Glosario del Tango, además de algunos trabajos audiovisuales de importancia, nos hace algunas consideraciones respecto a la cronología posteada hace unos días y nos aporta un rico material producto de recientes descubrimientos.

El realiza en primera instancia una salvedad acertada a un  testimonio histórico de cierta relevancia que cita encontramos José Gobello quién recuerda que el 15 de febrero de 1902 una anciana de raza negra, nieta de esclavos, decía a un periodista de Caras y Caretas: “en 1870, antes de la peste grande, los mozos bien comenzaron a vestirse de morenos, imitando nuestro modo de hablar, y los compadritos inventaron la milonga, hecha sobre la música nuestra, y ya no tuvimos mas remedio que encerrarnos en nuestras casas, porque éramos pobres y nos daba vergüenza” Gobello considera que “ La milonga mencionada por la negra no era sino el tango. Esta palabra “tango” significaba entonces otra cosa: “lugar donde bailaban los negros al son de sus tambores y atabales”.

Gustavo plantea una elucubración inquietante. El toma textual las palabras de la morena y cree que lo que realmente inventaron los compadritos es la milonga.

Cual es la diferencia que el contempla entra la milonga y el tango? . El tango tiene, según mi investigación – dice Benzecry SAbá —  un origen distinto, que encuentra una raíz en el vals popular que tomaron los ingleses y devolvieron como baile aristocrático a Alemania y Francia.

Ese baile popular del vals llega a nosotros por la invasión –y dominación- inglesa que atravesamos a lo largo del siglo XIX. No ganamos las invasiones inglesas; por el contrario, ellos controlaron nuestra ciudad –crearon los ferrocarriles y el puerto, la industria textil, etc.- y dejaron su sello cultural en la danza: contradanzas (véase la disposición física de las parejas cuando bailan chacarera), vals popular (abrazo como el de tango y mejilla con mejilla) y giro procedente del chotis español, que es otra variación de las contradanzas inglesas. En suma, el nombre tango fue tomado posiblemente de los negros, tiene un origen distinto que el de la milonga y es blanco, según lo que encontré hasta ahora en mi investigación.”  

Gustavo coincide en algunos puntos importantes y deja abierta la puerta para la duda  en otras,  cosa fundamental en la investigación histórica ya que la enriquece.

El nos recuerda, adentrándose en el tema del nacimiento de la milonga o el tango, que  compadrito ya existía en 1845, según Sarmiento, y adhiere a la teoría de que  es correcto que lo compare con el majo español.

Como investigador de cabotaje  antes que  la  certeza prefiero plantear la sana duda decartiana, por que ello no cierra definitivamente tema alguno e insta a la profundización de ellos.

Respecto al tema del testimonio de la negra en Caras y Caretas Gustavo, además de creer acertadamente que lo que inventaron los compadritos fue la milonga – ella dice eso – cree que el corte y la quebrada no provienen del candombe: “El corte y la quebrada vienen, según tengo entendido de la habanera y no del candombe. La habanera viene de la contradanse francesa y la contradanse viene como variación del Country Dance inglés”. Asevera.

En ese mismo sentido considera que aquellos “ primeros milongueros” arrestados por tirar cortes bailaban tango o bailaban cualquier otra cosa” .

PATOTERO SENTIMENTAL

¿Cuándo comienzan los mozos juerguistas a desarrollar ese nuevo modo de bailar? Según J. A. de Diego, el 9 de setiembre de 1862 sacan presos, del Corralón de Paraguay 58, a Daniel Molina, Feliciano Orsine, Rufino Olguín y José Sandoval, con las mujeres Catalina Barsolo y Francisca Díaz, por estar “bailando y tirando cortes”, “que les está prohibido”. Al comienzo de la década de 1860 los cortes y las quebradas daban ya, pues, su nota guaranga, quizás obscena, a los bailes del compadrito. Y dice seguidamente el mismo

De Diego cita Ignacio H. Fotheringham, inglés de origen, porteño de adopción, militar pundonoroso y asiduo frecuentador de casas públicas. En su  libro “La vida de un soldado”, describe el Buenos Aires de 1865, presentando al patotero todavía innominado: “Y en las noches oscuras alumbrada la ciudad con su escasa y lejana luz de faroles de aceite, guardaban el orden, o mejor dicho fomentaban el desorden.

Y en otro párrafo anota: “También el Hotel Oriental, al que quitaron el “orien” y dejaron el “tal”, era rendez vous de aristocráticos entusiasmos para coreográficos lucimientos de milongas de corte especial, y de ciertas mazurcas de quebradas horizontales y “agachadas” que “echaban tierrita al hombro” a los barrios del Retiro”

OTROS APORTES SOBRE EL CORTE Y LA QUEBRADA

Los cortes y las quebradas introducidos en el baile de la milonga, de la mazurca y de otras danzas eran coreografía negra, según algunos entendidos,  esto fue visto en 1906 por Carlos Octavio Bunge : “Bajo el terror argentino, en la época de Rosas, nadando el país en sangre, sólo los negros y mulatos, siempre acomodaticios, se divertían en sus clásicas ferias de los arrabales de Buenos Aires, llamadas tambos, donde tocaban sus rítmicos candombes en el tamboril y bailaban sus tangos lentos y voluptuosos. De esos bailes, hoy injertos en meneos flamencos, ha sacado la plebe gauchesca lo que llama ‘bailar con corte’, con ‘puro corte a la quebrada’: esto es, ‘quebrando’ y balanceando acompasadamente el cuerpo en un completo contacto de ambos bailarines, entre cuyas personas tan íntimo es dicho contacto que no siempre, según la expresión popular, ‘hay luz’.”

 ¿En qué consistían esos cortes y quebradas? El historiador oriental Vicente Rossi – nació en 1871 en los albores del tango y murió en la llamada época de oro –  lo explicó del siguiente modo: “El negro reía siempre de sus propios desplantes, y se enteraba del éxito cuando le prodigaban las sentencias de las agachadas; entonces él, por naturaleza excéntrico, forzaba la técnica en una gimnasia grotesca, de figuras descuajaringadas, de oscilaciones insólitas, cual si entre las ropas se le hubiesen introducido ratoncitos que muerden o cosquillean; todo sin faltar a la voz de mando del compás. Y en esto se encontró la ‘quebrada’. / Pero, cuando reptileando en senda derecha, que se decía ‘bailando corrido’, se interrumpía en una vuelta para lucir habilidades o marcar una desconcertante quebrada, se producía el famoso ‘corte’, porque tal interrupción ‘cortaba’ la marcha de la pareja, sencillamente.

El blanco y el pardo eran más medidos en sus nerviosidades, aún con ser más sensuales que el negro, y aunque de éste aprendían no lo imitaban; se acoplaban a la compañera para ir celosamente al compás de toda la elegancia orillera, entonados y flexibles a la vez, entonados sobre todo, que era de gran efecto. Y a eso también se le llamó ‘corte’. / Y fue tomando personería el vocablo, para todo lucimiento, para toda jactancia; único ditirambo para juzgar de un hecho o de una cosa. Y hasta nuestros días subsiste, usado por todas las clases sociales, ya en lo despectivo, ya en lo cariñoso. / La costumbre hizo sinónimos a ‘milonga’ y ‘baile con corte’.”

El corte y la quebrada eran característicos del tango de los negros de Buenos Aires, baile de pareja suelta. Los compadritos y los mozos juerguistas los incorporaron -sin duda, corregidos y aumentados- a sus propios bailes, que eran de pareja enlazada. Y cuando esos bailes -fueran la polca o la mazurca, la cuadrilla o la milonga- se bailaban con cortes y quebradas, eran llamados milonga porque la palabra milonga  se identificaba con los compadritos de las orillas. Dicho de otro modo, una mazurca con corte para el profano era una milonga, porque el profano creía que el compadrito solo bailaba milonga. Pero la mazurca con corte no era una milonga, sino un tango embrionario –  Termina aseverando Gobello

EL ESLABÓN PERDIDO

Todo esto para decir que la discusión no está saldada. La historia, no es una ciencia exacta y siempre deja sanos resquicios por donde continuar investigando.

A pesar de encarar por distintos caminos coincido en parte con  la teoría del maestro Benzecry Sabá y  considero que el tango y la milonga son danzas diferentes y que pudieron tener orígenes dispares.

Observar  el vals sincopado que bailaban nuestros abuelos aporta una pista importante. Si hoy aquel estilo fue reemplazado por el vals atangado, o con coreografia de tango, porque no pudo la milonga, que también parece tener otro origen, modificarse adoptando los nuevos pasos que, a mi juicio fueron  creados por  los compadritos y niños bien.

El origen blanco del tango parece confirmarse en  la rigidez pélvica, el escaso movimiento de hombros,  tan marcados ambos por la rítmica negra,  producto por otra parte,  del engrillado en los barcos que no les permitía mover las piernas.

Si esa influencia se generó en la génesis de la danza, con tanta inmigración europea que trajo sus propios ritmos, o si como reniega el Viejo Tanguero,  fue importada por los maestros que viajaron a Europa en la decada del 10 e influenciados por la elegancia parisina desamilongaron el tango, será el eslabón perdido que habrá que buscar en aquella noche de los tiempos que citábamos en la nota anterior.

ENSAYO DE CABOTAJE; EL TANGO A TRAVÉS DE LA NOCHE DE LOS TIEMPOS

Posted in Uncategorized on febrero 17, 2010 by puertotango

Febrero 16 2010. Por Jorge Cagliani

Existe  una interconexión entre las cosas que la física cuántica hoy explica con cuasi certeza; Todos estamos construidos por la misma materia. Siempre me he preguntado que hace que la música tenga cierta armonía que nos atrae y por el contrario, un sonido confuso nos distorsione oído y llegue a ser molesto, como los gritos de nuestra mujer, por ejemplo.

Bob Marley,  antes que se hablara tan familiarmente de la mecánica cuántica como hoy,  lo adelantó, el se refirió al ritmo de la tierra que todos seguimos.

¿Que hace que los afrolatinos caminen de cierta forma a un ritmo que a nosotros nos es imposible copiar?

Lo mismo que hace que el argentino, fundamentalmente el hombre que vive – no el que nació porque pudo nacer y trasladarse al campo perdiendo ese modo – en la ciudad,  camine a cierto compás, copie incluso, como lo hace la música,  la rítmica  de la ciudad, su andar.

El compadrito, a quienes la mayoría  atribuyen la creación coreográfica de la danza tango, supo meter a tiempo el corte y la quebrada en ritmos preexistentes.

 A muchos tangueros les da “cosa” aceptar que el tango provenga de otras danzas, y esto es lo extraño porque ese hecho es así y también no lo es.

La ciencia y la religión, tan alejadas una de la otra, llegan por diferentes caminos a la misma conclusión: que el hombre nació a partir del barro, es decir, cuando los fundamentalistas bíblicos aseveran de  que Dios hizo al hombre de barro, no se equivocan, pregunten ustedes a un  científico hiper ateo de qué está formado el ser humano y le dirá;  fundamentalmente de agua, carbono, nitrógeno, fósforo y un sinnúmero de elementos todos ellos extraídos de la tierra.

Tenemos entonces que el hombre, al margen si surgió por generación espontánea o tuvo un creador, nace a partir de elementos pre existentes.

Con el tango sucede algo similar, nos cueste aceptarlo o no, proviene de otras danzas porque de movida es una danza, por lo tanto tiene conceptos similares a tal disciplina artística efímera.  

Porque decimos que de alguna forma el tango proviene de otras danzas y también que es una creación original?

Porque –adhiriendo a la hipótesis de la génesis compadre de la coreografía- tenemos que el compadrito tiró los primeros cortes y quiebros imitando el andar de los negros en otros ritmos danzando una habanera o mazurca.

Este dato está reforzado por el testimonio en la revista Caras y Caretas de 1902 en la que, en un reportaje a una negra hija de esclavos,   aproxima una fecha de aquella génesis de la danza remontándose 30 años en el tiempo, depositándonos en 1870 – noten ustedes que es antes de la instauración de los Corrales viejos, para  mí la primera milonga moderna – exponiendo la entrevistada que  “imitando a los negros los compadritos inventaron la milonga”, la cual, según los exegetas de nuestra danza ciudadana,  tiene que haber sido el tango, o el pre tango, como también podría denominarse.

No obstante  ya hay otra fecha plasmada en un edicto policial de 1869 donde varios hombres y dos mujeres son “sacados presos de un corralón por andar tirando cortes que les está prohibido” .

Si estos infractores de la ley andaban tirando cortes y quiebros, los cuales estaban prohibidos, la génesis del tango tiene que haberse producido mucho antes ya que las leyes y prohibiciones se establecen luego de cometido el delito que intentan punir.

También debemos convenir que el corte y la quebrada proviene del candombe y bien podría ser que dicha prohibición tenga más larga data aún,  de aquella lejana tarde donde los danzarines fueron llevados en calidad de detenidos procesados de aquel corralón.

Una cuestión que muchos estudiosos de la danza tango no pueden explicarse y a mi me parece de lo más sencillo, es de cómo puede desarrollarse primero la coreografía y luego la música.

Si los compadritos y también los niños bien que tuvieron una fundamental participación en la co creación de la danza tango, desarrollaron sus movimientos dentro de otros ritmos como los ya mencionados, no resulta extraño que les fuera menester trasladar dichos movimientos que estaban a mitad de camino entre el endiablado candombe y la paciente habanera y buscaran una música que los contuviera.

Los hermanos uruguayos,  que desde el nacimiento de Gardel para acá nos discuten los derechos de propiedad de casi  todo, tienen una anécdota, poco creíble a mi juicio pero sí mítica,  que plantea el mismo origen creativo de la danza, pero desde la otra orilla.

La referencia plasmada en un libro consigna la participación en la misma de un español, un negro y un italiano – base misma de la cultura rioplatense – que en medio de una mazurca comenzaron a tirar cortes y quebradas y que, cuando se los interrogó sobre que danza era la que bailaban el tano dijo casi en un éxtasis profético “pues es un tango” a lo que sus compañeros asintieron enfáticamente, “si, llamemosló tango!” 

Podemos colegir de este modo que aquella coreografía naciente necesitó una rítmica que la contuviera y de allí nació la música, así como un musical nace primero en la mente de su creador y este busca luego el compositor que baje a tierra sus febriles sueños. Esto no resulta descabellado ya que, como es obvio, los compadritos no sabían música.

Establecer no obstante la fecha exacta en que el primer compadrito o el mítico tano en Montevideo en una alucinación creativa,  tiró los primeros pasos de esta danza,  resulta difícil.

Los antecedentes del nombre eminentemente afro del tango tienen un precedente público el 22 de octubre de  1857 en un teatro Victoria,  cuando en una obra un artista español, Santiago Ramos, interpretando a un compadrito – casualmente según Sarmiento una copia del majo andaluz – cantó el tango “tomá mate ché” , en realidad un tanguillo andaluz. (para escharlo ver siguiente enlace: http://www.goear.com/…/tomamate,che-(tango-andaluz)-1857-lino-bugallo-y-cuarteto-tango-antiguo )

Continuando  con la teoría de las leyes respecto al corte y quebrada, se colige que,  si alguien monta en un escenario una producción teatral con base cultural, es porque tal acción fue creada antes en el ámbito que intenta plasmar en forma de hecho artístico. Esto lleva tanto a la música como a la posible coreografía – tengamos en cuenta que Ramos interpretó a un compadrito –  mucho más atrás de la fecha considerada como génesis de 1880 y los viejos corrales y la deposita en la noche de los tiempos de la Buenos Aires colonial.

De allí hacia atrás solo la oscuridad, que bien podría ser el título de un tango…

TACTICA Y ESTRATEGIA DEL BUEN DOCENTE DE TANGO

Posted in Uncategorized on diciembre 31, 2009 by puertotango

por jorge cagliani

Que importancia tiene la inteligencia o el conocimiento intelectual dentro del tango danza?

Nuestra teoría ha sido siempre que cuando más sabemos sobre las raíces de nuestra danza ciudadana, mejores bailarines seremos.

Por supuesto que existen talentos naturales de la filigrana en la pista,  a los que no se hace menester tomarles pruebas de conocimiento musical ni dancístico, pero en lo que a crecimiento concierne y en cuanto a docencia se refiere, conocer algunos elementos técnicos  e históricos pueden llevar a mejorar nuestro estilo de baile.

La historia devela la esencia de la danza y conocer algunos puntos puede evitar al menos evitar en errores técnicos en  que pudiera el bailarín caer.

El historiador José Gobello cree, con fundamento, que al tango lo inventaron los compadritos colocándole  movimientos de candombe, como el corte y la quebrada, a las danzas que se bailaban en Buenos Aires a fines del siglo XIX, o sea mazurcas, habaneras etc.

En dicho punto podríamos hasta arriesgar que el tango es una fusión de otras danzas y no un baile original como los puristas vernáculos han asegurado desde siempre y, tal parece, hasta podríamos llegar a creer que la coreografía nació antes que la música en sí.

El movimiento disociado que el compadrito copia de los negros, (esto lo revela una anciana de esa raza en la revista Caras y Caretas en 1902) reafirma la teoría de Gobello respecto a los movimientos primigenio del tango que aquella anciana denominó “milonga” ella dijo textualmente “ los compadritos imitando a los negros inventaron la milonga”.

La otra referencia concreta y documentada sobre la estilística la podemos registrar en una crónica del “Viejo tanguero” en el diario Critica de Natalio Botana en 1913 y tiene que ver con un presunto cambio fundamental en la danza del que el cronista renegaba. El se refirió al “ desamilongamiento” del tango con influencias importadas de París e incluso culpó al bandoneón, luego símbolo mismo del tango, de colaborar con ello, proceso que muchos viejos milongueros actuales desconocen – de ahí nuestra teoría sobre la importancia de conocer las raíces – e incluso se presume que en esa época se abandonó el tradicional 2×4 para entrar en el 4×4, discusión muy fina que solo pueden explicar los músicos y que aún no ha quedado saldada.

Escuchamos incluso en una milonga hace poco tiempo a una dama de cierta edad decir que a ella le gustaban las orquestas bien de la guardia vieja, como la que estaba sonando en esos momentos, aunque el intérprete fuera Carlos Di Sarli, un ícono de la Guardia Nueva y época de Oro del tango de los 40 a los 50. Recordemos que la guardia vieja feneció antes de los 20 a la par de la desaparición de la flauta y la guitarra de las orquestas y la entrada del violín y bandoneón.

La realidad es que el tango danza primigenio no lo baila hoy nadie, no lo hizo incluso el mismo Cachafáz, a juzgar por las crónicas de la época y el canyengue que de hoy que se presenta como el tango primitivo, es, según historiadores actuales, una creación de los 80, pero no de 1880 sino 1980 que queda en al actualidad como “el siglo pasado”.

La fecha 1880 como nacimiento de la danza tango, queda muy actual para determinar la génesis en sí que debió ser mucho antes, -unos 30 años por lo menos – si reviste importancia aquellos encuentros en Los Corrales viejos ya que, a mi entender, esa fue la primera milonga, es decir el primer baile estructurado como tal socialmente hablando, lo que infiere que si se generaron reuniones para bailar una danza, es porque la danza ya había sido creada.

Pero un dato adicional lo aportan los profesores de esta academia Fabián Lucero y Norma Font luego de un viaje al litoral con su ballet de tango y folclore.

Allí pudieron ver y aprender un estilo de danza llamado “tanguito montilero” (presuntamente de Montiel) el que es una mezcla de camamé y tango orillero, y que según los pobladores de esas latitudes nace alrededor de 1880. Nosotros colegimos que en algún arreo a capital los gauchos montileros se toparon en los Corrales Viejos con la danza ciudadana en ciernes y copiaron como pudieron el estilo haciendolo popular en su tierra.

Otro detalle que los profesores se trajeron del litoral, que confirma nuestra postura que el conocimiento de la esencia mejora la danza fue cuando interpretaron un Chamamé.

En dicha oportunidad los litoraleños, si bien resaltaron el nivel del ballet bonaerense, aportaron un detalle fundamental: en estas latitudes a dicha danza se la interpreta con una especie de quiebres con pequeños saltitos acompasados a lo que los naturales de la danza explicaron que no es de ese modo sino que dicho movimiento se debe hacer como una especie de ondulaciones ya que en esa tierra atravesada por rios, los hombres copian en su danza los movimientos de las canoas siguiendo el compás de las olas en las aguas.

Es la esencia del saber.

El profesor de  tango, entendemos, debe tener ese plus que está por sobre la habilidad del baile, porque es el conocimiento que podrá aportarle al educando.

Es la estrategia que está más allá de la táctica.

LA ESENCIA DE LOS DISTINTOS ESTILOS DE DANZA

Posted in Uncategorized on diciembre 15, 2009 by puertotango

Un lector de nombre Nicolás, nos plantea lo siguiente “ esta escuela es la que publicita en una pagina sobre el método de enseñanza de tango milonguero? porque yo aprendí en 9 de julio pero luego vi bailar en la tele en el campeonato mundial y lo que se no tiene nada que ver con ese estilo”

 

No caben dudas que hay mas de un estilos de tango, no como tantos bailarines existen, como sostienen equivocadamente  algunos, confundiendo las habilidades individuales con las diferencias estilísticas de la danza.

En un análisis exprés podríamos decir que existen dos grandes líneas estilísticas que son el tango de salón, con sus sub estilos y el tango escenario con todas sus fusiones.

Dentro del tango esencial, que si bien se fue modificando con los años mantiene su primigenio estilo, tenemos el denominado tango de salón y el milonguero o canyengue – no confundir con el estilo recreado por Grondo-Cieri en los 80 – los cuales pueden definirse también como tango liso, o derecho y tango cruzado también definido por algunos “tango con cortes y quiebros”.

En los ultimos años hemos hecho una especie de investigación con algunos resultados mas o menos cercanos a la realidad, a fin de determinar donde perdió la danza parte de su esencia y donde se confundió el danzarín el estilo que debía aplicar según el sitio que estuviera (pista o escenario)

La danza comenzó a enderezarse y desamilongarse en la primera mitad de la década del 20 del siglo pasado, con el retorno de los grandes milongueros que visitaron París a partir de la embajada de GAthy-Chavez.

Los conocedores de musica afirman incluso que un poco más adelante cambió del 2×4 al 4×4, pero esa es una discusión más para refinados oidos melómanos, lo que si resulta evidente, a partir de los testimonios de la época, es que desde el pre tango ubicado antes de 1860 hasta el fin de la denominada “guardia vieja” en el 19, los cambios estéticos de la danza fueron fundamentales.

El lector puede buscar en este mismo sitio un par de notas que tienen que ver con la esencia del tango, (NICANOR LIMA, DARIENZO Y EL PONCHO REVOLEADO DE SOLEDAD) pero para ilustrarlo brevemente podemos citar que en 1913 en un concurso de tango danza en el Theatre Palace un cronista identificado como “Viejo Miloguero” se quejó amargamente de que en el mismo se había interpretado un tango “desamilongado” con influencias parisinas. Tengamos en cuenta que los que participaron en esta justa milonguera fueron Bernabé Simarra, Héctor Herrera, Ducase y nada menos que Benito Bianquet, “El Cachafaz”.

Un par de años mas tarde – en 1916 para ser más exactosd – Nicanor Lima saca a luz un sistema impreso de aprendizaje de reglas para la danza tango que llamaba a “adecentar” la coreografía quitándole el rasgo de estirpe maleva, los quiebros y los cortes cuasi obscenos del candombe y la compadrada. El motivo de Lima, según colegimos, fue un tanto mas comercial y con el objetivo de acercar esta danza a la media y alta sociedad que si bien la oteaba en los lupanares, no permitía su acceso a su seno. 

Con respecto a este cambio fundamental José Gobello, explicando el rezongo del Viejo Tanguero respecto al “desamilongamiento” de la danza habla sobre  los efectos de la introducción del bandoneón en el tango: “Digamos de entrada, que aparece allí el bandoneón, un bandoneón que es como él: somnoliento, balbuceante, llorón y gangoso. Estos adjetivos no sólo califican la índole del instrumento, sino también el mismo baile. En 1913 el tango no era ya el baile del compadrito feliz, provocativo y despreocupado.”

Resulta extraño en la actualidad donde no podemos entender al tango sin el bandoneón, que alguien haya considerado tales efectos nocivos en su entrada a las orquestas.

Podemos deducir por simple cálculo que con el presunto adecentamiento de la danza planteado por Lima, la implementación del estilo elegante y erecto importado desde París por los profesores de tango que emigraron y regresaron y el ingreso del bandonéon con su ritmo somnoliento, se perdió el famoso 2×4 picado de la milonga –hay que aclarar que antes milonga y tango eran sinónimos – y dio como resultado esta danza que hoy disfrutamos.

TANGO ESCENARIO

El tango exhibición no deja de ser también parte de la esencia de la danza ciudadana ya que lo que hizo el compadrito cuando “tiró” el primer corte en una mazurca o habanera y “creó” el tango, fue una demostración para “la platea” o mejor dicho para los ocasionales observadores. En ese mismo sentido esta danza siempre tuvo cultores que la pasearon por los escenarios del mundo, lo que cambió a partir de los 40 con la entrada al ruedo de un tal Jorge Marquez (algunos aseveran que era un equilibrista de circo) fue el estilo aéreo, los ganchos y saltos que dieron impulso a lo que hoy conocemos como “tango acrobático”.

Teniendo en claro estos escasos conceptos lo demás es una cuestión de ubicuidad. En un salón donde la danza es social y grupal, se hace menester respetar el espacio del otro y por lógica la exhibición queda de lado, siendo la danza acotada al espacio al que tiene derecho cada pareja.

En el escenario, la creación es infinita.

El problema, como ya lo hemos dicho, es que cuando más se aleja la danza de la fuente, Buenos Aires, mas confusa se hace la enseñanza y no faltan enseñantes que no aclaran a sus alumnos la diferencia de la aplicación de la danza, que es lo que sin duda le ocurrió a Nicolás quién se “desayunó” observando la competencia del Mundial de Tango Salón que lo que había aprendido era inaplicable en la pista.